Cascada y nado contracorriente

El sonido del agua es relajante

Nadar en una piscina pequeña es posible

El sonido entra por los oídos y se dirige al cerebro donde se transforma en tranquilidad, sosiego y bienestar para la mente y el cuerpo. Un buen baño relaja gracias al sonido del agua. Con las cascadas podrás disfrutar del sonido del agua mientras nadas o gozas del agua que cae sobre los hombros, es un complemento perfecto para la piscina, logra un beneficio para el cuerpo humano.

Si la piscina es pequeña y te gusta practicar natación el sistema de nado contracorriente es perfecto para ti. Se dispone en uno de los lados de la piscina, su funcionalidad es impulsar agua desde una potente bomba de agua. El sistema, está integrado en la piscina por lo que debe instalarse con la construcción de la misma ¡Pruébalo en nuestra tienda! La piscina que tenemos en la tienda está exclusivamente pensada para que los clientes podáis probar el producto antes de comprarlo.