Cubiertas y Climatización

Piscina 365 días al año

Un diseño para cada piscina

Las cubiertas son un sistema de cerramiento para poder prolongar la temporada de baño. Si deseas disfrutar de la piscina los 365 días del año, complementaríamos la cubierta con una bomba de calor, una manta térmica y el deshumidificador.

El objetivo de la cubierta es aislar la atmosfera exterior con la interior, la bomba de calor calienta el agua de la piscina, la manta térmica evita la perdida calorífica cuando la piscina no este en uso. En cuanto al deshumidificador, previene la condensación de agua en la estancia y el efecto lluvia en el techo de la cubierta.

Las cubiertas son completamente compatibles con todos los diseño de una piscina, desbordante, rebosadero perimetral, convencional o de forma irregular. Habrá que tener en cuenta que las cubiertas en las piscinas desbordantes no quedarán cerradas completamente por lo que perdería eficacia el sistema calorífico.

TIPOS DE CUBIERTA

    1. ALUMINIO:
      • Cubierta fija: Posibilidad de techos fijo o móvil, el cerramiento perimetral podrá abrirse creando un ambiente diáfano y abierto
      • Cubierta telescópica: Estructura mediante módulos los cuales quedarían recogidos en un módulo final fijo. Son las cubiertas óptimas para poder utilizar la piscina durante todo el año.
    2. OBRA: Este tipo de cubierta siempre tiene una estructura fija. Puede complementarse mediante techos de aluminio, ofreciendo la ventaja de ser techos móviles de igual manera pasa con el perímetro.
    3. LONA: La lona mantienen el agua en óptimas condiciones. Además, cuentan con un sistema de seguridad permitiendo que cualquier persona pueda andar por encima de ella sin ningún riesgo.